estudiantesrd.com.do

Archivos descargables

PDF, VIDEOS ETC...

+1 829-864-3732

24/7 Atención al cliente

LUN - LUN: 12:00AM - 12:00AM

Web disponible

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Inmunología Clínica

 

El estudio de las enfermedades del sistema inmunitario

La inmunología es la ciencia que se encarga del estudio de la inmunidad en los seres vivos. Aunque actualmente se acepta que el término inmunidad significa protección frente a la enfermedad, su origen es jurídico, ya que procede del latín inmunitas, término que definía la protección de que disfrutaban los senadores romanos en el ejercicio de su cargo.

El desarrollo de la inmunología comienza con el estudio de las enfermedades infecciosas y las respuestas defensivas hacia los microorganismos que las producen, por lo que en sus orígenes es considerada una rama de la microbiología. Con el paso de los años, el campo de la inmunología ha crecido hasta abarcar numerosos aspectos técnicos y clínicos, como ocurre en el caso del estudio de los trasplantes y los tumores.

El sistema inmunitario consiste en un conjunto de células y moléculas que intervienen en la inmunidad. Cuando existe una agresión por sustancias extrañas, estas células y moléculas interactúan entre sí de forma coordinada, constituyendo lo que se denomina respuesta inmune.

La inmunología clínica se encarga del estudio de las enfermedades que se producen a consecuencia de una alteración en esta respuesta inmune. La enorme complejidad del sistema inmunitario y las enfermedades en las que interviene ha motivado que el estudio de estos trastornos se distribuya entre numerosas especialidades médicas.

Para tener una visión más sencilla de estos procesos se puede establecer una clasificación desde dos puntos de vista:

1. Desde el punto de vista cuantitativo: enfermedades por defecto o inmunodeficiencias, que conllevan una mayor facilidad para contraer infecciones. Estas inmunodeficiencias pueden ser congénitas o adquiridas. En este último grupo, el trastorno más conocido es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

2. Desde el punto de vista cualitativo: enfermedades producidas por una respuesta inmunitaria anómala. En este grupo se diferencian dos conceptos básicos: hipersensibilidad y autoinmunidad.

Las enfermedades por hipersensibilidad ocurren por una respuesta excesiva o no controlada frente a agentes externos, siendo el ejemplo más representativo las enfermedades alérgicas.

Las enfermedades por autoinmunidad ocurren por una respuesta frente a componentes del propio organismo, por fracaso de un mecanismo de control denominado “autotolerancia”, que evita las respuestas inmunes frente a nuestras propias células.

Muchos autores incluyen el concepto de autoinmunidad dentro de la hipersensibilidad, considerando esta última en términos más amplios. De hecho, este concepto procede de la definición clínica de inmunidad como “sensibilidad”, por lo que comprendería cualquier alteración por exceso de respuesta inmunitaria.