estudiantesrd.com.do

Archivos descargables

PDF, VIDEOS ETC...

+1 829-864-3732

24/7 Atención al cliente

LUN - LUN: 12:00AM - 12:00AM

Web disponible

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

López Balaguer

 

Jesús Manuel López Balaguer nació el 22 de agosto de 1925 en Santiago de los Caballeros, ciudad en la cual debutó cuando apenas era un adolescente.

José Manuel López Balaguer debutó en la radio nacional el 14 de abril de 1940, cuando aún era un estudiante normalista. Poco tiempo después hizo sus primeras presentaciones por Radio HIX, con la asociación juvenil “Alma dominicana” de la capital. En el año 1941 incursionó en el arte dramático con la sátira “El eje de trapo” dedicada al eje Roma-Berlín de la Segunda Guerra Mundial, en un montaje realizado por la compañía de Fernando Frías en el Teatro Independencia.

El 8 de noviembre de 1944 cantó por primera vez en La Voz del Yuna, en Bonao, con la Orquesta San José, alcanzando gran éxito desde sus presentaciones iniciales. Debutó profesionalmente en la capital el 7 de enero de 1945, en el Café Ariete de la calle El Conde, al venir la Super Orquesta San José por primera vez desde Bonao a tocar en Ciudad Trujillo. En esa oportunidad dicha agrupación estuvo bajo la dirección del pianista, compositor y arreglista cubano Julio Gutiérrez, quien llegaría a ser figura clave en los años formativos del joven cantante, ya que se preocupó por depurarle su imagen profesional, haciéndolo consciente de la importancia de la buena pronunciación, el estilo, La modulación, la selección del repertorio más adecuado y en sentido general, del enriquecimiento de su cultura musical.



 Comenzó López Balaguer sus actuaciones de manera regular junto a la Super Orquesta San José. Su popularidad fue creciendo cada vez más y su presencia era requerida muy a menudo en los escenarios nacionales e internacionales, por lo que apereció junto a reconocidas figuras que llegaban a actuar en el país.

Así, se le vio junto a Eva Garza y Felipe Gil cuando en abril de 1945 realizaron una gira por todo el país. En el espectáculo, que contó con el acompañamiento de la Super Orquesta San José, el joven Manuel López se destacaba y era un estrella entre las estrellas.
En 1945 la Revista HILde agosto-septiembre de 1946, lo consigna como el mejor cantante nacional, y le llama «el tenor de la juventud», apelativo que le ha acompañado hasta nuestro días. En ese mismo año viajó a Cuba, donde adquirió el nombre artístico de Lope Balaguer, presentándose en radio, teatro y en clubes nocturnos de La Habana. Luego pasó a Puerto Rico donde triunfó plenamente en El Escambrón y a partir de entonces aquella isla ha venido a ser la plaza de sus mayores éxitos artísticos.
Cuando ya era conocido y respetado por el público nacional, acaparaba en todos los escenarios largas ovaciones y ya había sido proclamado como El tenor de la juventud por la revista Hill, en agosto de 1945, José Manuel López Balaguer decidió viajar a Cuba, plaza por entonces de vital importancia para los artistas del espectáculo.
En un resumen de 1946, la revista Salón Fígaro de nov. 1946, de Ciudad Trujillo, lo escogió como el cantante de mayor relieve» de ese año, junto al barítono Manuel Hernández.

A su retorno al país en 1947 se reintegró al elenco de La Voz del Yuna y las crónicas de arte comenzaron ya a poner de manifiesto el estilo personalísimo con que Lope Balaguer había regresado de su primera gira al extranjero y que desde entonces ha sido su mejor carta de presentación.

Cuando regresó a la patria fue contratado como artista exclusivo de La Voz del Yuna, donde su arte se fue expandiendo cada vez más y más lejos. En la década del cincuenta, Lope consiguió llevar a los primeros lugares de las listas de éxitos un sin número de piezas, entre las cuales se cuantan Nunca te lo he dicho, de Papa Molina; Ni pie ni pisá, de Luis Kalaf; Arenas del desierto, de Hector Cabral y Rafael Colón.

El 1 de enero de 1949 “La Voz del Yuna” cambió su nombre por el de “La Voz Dominicana” y ese mismo día se le extendió un contrato a Lope Balaguer como cantante al servicio de ese circuito radial, asignándosele para sus presentaciones la orquesta San José, dirigida en ese momento por el músico mexicano Antonio Escobar (Toño).
El 11 de septiembre de 1951 fue ascendido a Cantante Clase “A” de LVD, y el 7 de diciembre de 1956 firmó contrato como Cantante “AA.”, categoría en que se mantuvo hasta su salida de la empresa en 1961.

Allá, cantó y triunfó. Fue entonces que se convirtió en Lope Balaguer, su nombre artístico. De Cuba partió hacia Puerto Rico, donde grabó con Luis Benjamín un disco de larga duración. Su triunfo en las Antillas mayores había sido rotundo.

Su proyección internacional lo ha llevado a los mejores escenarios de Puerto Rico, Venezuela, Colombia, Guatemala, El Salvador, Panamá, Haití, Guadalupe, Martinica y Estados Unidos. Ha grabado en España y Argentina.

La carrera discográfica de Lope Balaguer, probablemente la más prolífica del país, se inició en Puerto Rico en 1946, con unos sencillos para el sello Riney, y aún se mantiene activa. Con la orquesta del maestro Antonio Morel grabó en Ciudad Trujillo unos discos de canciones dominicanas que llenaron con su presencia toda la década del 1950. La mayoría de sus grabaciones, por encima de las modas pasajeras, son mantenidas en los catálogos de las diversas compañías que comercializan su producción. Lope Balaguer comenzó grabando por el sistema de78 RPM, lleva realizados 28 discos de larga duración y 5 discos compactos, y en sus proyectos futuros está contemplando la posibilidad de dejar registradas sus presentaciones más recientes por el novedoso sistema del disco audiovisual.

Lope Balaguer es el cantante dominicano más exigente con todos los detalles involucrados en sus presentaciones. Escoge su repertorio con una gran coherencia, tomando cuidadosamente en cuenta sus características vocales y emotivas. Los arreglos musicales para sus interpretaciones son signo de la expresión de un artista que se actualiza día a día, aunque manteniendo puro lo esencial de su estilo, lo que dejó ampliamente demostrado en la celebración de sus 50 años en el arte, en los conciertos del Teatro Nacional en 1991. Su presencia escénica, siempre sobria e impecable, ha servido de ejemplo a diversas generaciones de artistas dominicanos que surgieron al influjo de su personalidad.

La voz de Lope Balaguer, de rico timbre de tenor, es robusta, resonante y sólida. Su extensión es relativamente corta, aunque de calidad homogénea y excepcional, Su vocalización es fluida y su dicción ejemplar. Aunque él mismo se ha calificado de romántico y apasionado por lo triste y lo melancólico, su emotividad nunca sobrepasa los límites del buen gusto. La sobriedad de su estilo hace que sus interpretaciones proyecten un mensaje profundamente humano, sin caer nunca en lo melodramático. La expansión voluptuosa de su fraseo es reflejo de la recia masculinidad de su intención artística. Lo más sorprendente de este gran intérprete es que sin haber recibido clases de técnica vocal ni de música, haya sabido administrar de manera tan magistral los recursos que la naturaleza en forma generosa ha puesto a su disposición.

Por la década del setenta, sus triunfos no habían disminuido y se le oía cantar Sígueme, del Dr. Manuel Troncoso y Entonces me casaré por ti, de Rafael Solano.

En los ochenta triunfó con Un día inolvidable, de Pedro Vilar y en las últimas décadas del siglo el Tenor de la Juventud aún era escuchado con agrado por varias generaciones. Números como De carne o hierro, de Fernando Arias, han gozado de gran popularidad durante más de medio siglo.

La voz de Lope Balaguer ha vibrado por todos estos años desde la República Dominicanay se ha hecho escuchar por los más diversos públicos amantes de la canción y el bolero. Su encanto al decir, su timbre limpio y de buen tono han dado al cancionero latinoamericano realce y permanencia.
Murió el jueves 29 de enero del 2015, a las 5 de la tarde, venia confrontando vario años problemas de salud…

Acnédota

Para la ocasión el sobrino de Balaguer, el cantante José Manuel López Balaguer (El Tenor de la Juventud),   casado  con Flor de Oro, la primogénita del generalísimo Rafael Leónidas Trujillo, y dentro de su programación de luna de miel acordaron visitar lugares importantes de la ciudad de Bogotá.
 
 La pareja se hospedó en el apartamento del Ministro  Plenipotenciario, ubicado en la calle Carreras 7ª, del exclusivo reparto El Dorado.
Con motivo de unas celebraciones patrias el doctor Balaguer  recibió una invitación especial para participar en los actos y delegó su representación en  el Tenor de la Juventud, quien  llegó  acompañado de su elegante esposa,    Flor de Oro,  y cautivaron la atención de los presentes.
 
Ambos  se trasladaron en  el vehículo oficial asignado al  diplomático, cuyo conductor  hubo de esperar a los desposados  hasta las primeras horas del día siguiente, lo que de manera evidente molestó al chofer, quien desde antes no estaba a gusto con las medidas disciplinarias dispuestas por el nuevo funcionario de la legación diplomática.
 
En el marco de las celebraciones Lope y Flor de Oro  “secuestraron el show” y los comentarios y murmullos circulaban de mesa en mesa en torno a las dos figuras. 
En el turno libre ofrecido a los comensales, el Cantantazo, impecablemente vestido, tomó el micrófono y con la personalidad que le  caracteriza  interpretó las canciones “Nunca te lo he dicho”, de Papa Molina, y “Arenas del desierto”, del fallecido doctor Héctor Cabral Ortega, así como el merengue “Ni pie ni pisá”, de Luis Kalaf, lo que conmocionó a  los presentes, que aplaudieron  delirantemente  al Tenor de la Juventud.
 
Cuando se reanudaron las labores habituales en la sede de la embajada el  conductor del vehículo  narró lo sucedido a  algunos de sus compañeros, muchos de los cuales   también resistían el estilo de trabajo del Ministro Plenipotenciario.
 
 En una actitud conspirativa contra el doctor Balaguer desde la embajada enviaron un cable al canciller Despradel  en el que   narraban lo que llamaron “parranda del sobrino del ministro”. El cable y otros datos adicionales fueron  referidos, no se sabe por quien, al generalísimo hasta llegar  a la sección Foro Público, que  publicaba  el diario El Caribe, en la que se criticaba someramente a Balaguer, al extremo de sugerir su remoción de la importante posición.
 
Uno de los párrafos de la publicación decía: “Lamentable,  muy lamentable, es la actitud  pasiva del  ministro plenipotenciario dominicano en Colombia, derivada del insolente espectáculo ofrecido por su sobrino, quien sin el menor  escrúpulo  escenificó actos reñidos con la moral, hasta altas horas de la noche, en un centro nocturno de la vetusta nación sudamericana. Y mas censurable aun,  es que para el  jocheo se utilizara el vehículo oficial, asignado al Señor  diplomático”.
 
Como era costumbre suya, el doctor Balaguer  recibió  la publicación sin inmutarse. La leyó y llegó al punto de descifrar el origen de la misma y la pluma encargada de su producción. 
En presencia de un reducido número de colaboradores, de su extrema confianza,  de forma caústica, Balaguer  comentó:  “La publicación  es parcialmente cierta, porque mi  sobrino está hospedado en la embajada, es excelente cantante, baila muy  bien y el carro que utilizó para representarme en las fiestas…  es el asignado al ministro plenipotenciario. 
Lo que le faltó a la publicación, fue decir que la compañera de mi sobrino es la  hija de él”, en obvia referencia a Trujillo.

Tomado de:

http://www.noticiariobarahona.com/
http://elnacional.com.do/narran-anecdota-luna-de-miel-cantante-lope-balaguer-y-flor-de-oro-trujillo/