estudiantesrd.com.do

Archivos descargables

PDF, VIDEOS ETC...

+1 829-864-3732

24/7 Atención al cliente

LUN - LUN: 12:00AM - 12:00AM

Web disponible

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Qué es la radioterapia

 

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 05/2018

La radioterapia es el uso de rayos X u otras partículas con alta potencia para destruir las células cancerosas. El médico que se especializa en administrar radioterapia para tratar el cáncer se denomina radioncólogo. Un régimen o programa de radioterapia, por lo general, consiste en una cantidad específica de tratamientos que se administran durante un período determinado.

Objetivos de la radioterapia

Los radioncólogos utilizan este tipo de tratamiento para destruir las células cancerosas y demorar el crecimiento del tumor sin dañar el tejido sano cercano.

A veces, los médicos recomiendan la radioterapia como primer tratamiento contra el cáncer. Otras veces, las personas reciben radioterapia después de una cirugía o de un tratamiento de quimioterapia. Esto se denomina terapia adyuvante. Su objetivo es atacar las células cancerosas que aún queden después del tratamiento inicial.

Cuando no es posible destruir el cáncer por completo, los médicos pueden utilizar radioterapia para reducir el tamaño de los tumores y aliviar los síntomas. Esto se conoce como radioterapia paliativa. La radioterapia paliativa puede reducir la presión, el dolor y otros síntomas. El objetivo de esta terapia es mejorar la calidad de vida de una persona.

Más de la mitad de las personas con cáncer reciben algún tipo de radioterapia. Para algunos tipos de cáncer, la radioterapia sola resulta un tratamiento efectivo. Otros tipos de cáncer responden mejor a los tratamientos combinados. Estos pueden incluir radioterapia más cirugía, quimioterapia o inmunoterapia.

Radioterapia con haz externo

Este es el tipo más común de radioterapia. Administra la radiación desde una máquina que está ubicada fuera del cuerpo. Si es necesario, puede tratar áreas extensas del cuerpo.

Una máquina llamada acelerador lineal, o “linac”, crea el haz de radiación para la radioterapia por rayos X o fotones. Un programa informático especial ajusta el tamaño y la forma del haz, lo que permite dirigirlo de modo que apunte al tumor sin tocar el tejido sano cercano a las células cancerosas.

La mayoría de los tratamientos se administran todos los días de la semana durante varias semanas. Para radioterapia en la cabeza, el cuello o el cerebro se utilizan soportes anatómicos o máscaras hechas de malla de plástico, de modo de ayudar a las personas a permanecer inmóviles durante el tratamiento.

Los tipos de radioterapia de haz externo son los siguientes:

Radioterapia conformacional tridimensional (three-dimensional conformal radiation therapy, 3D-CRT). Se generan imágenes tridimensionales detalladas del cáncer, generalmente mediante tomografía computarizada (computed tomography, CT; en inglés) o imágenes por resonancia magnética (magnetic resonance imaging, MRI; en inglés). El equipo de tratamiento usa estas imágenes para apuntar la radioterapia con mayor precisión. A menudo, esto significa que pueden usar dosis más altas de radioterapia de forma segura, y al mismo tiempo reducir el daño al tejido sano. Esto disminuye el riesgo de efectos secundarios. Por ejemplo, la radioterapia para el cáncer de cabeza y cuello frecuentemente causa sequedad en la boca. Sin embargo, la 3D-CRT puede limitar el daño a las glándulas salivales, que es lo que causa sequedad en la boca.

Radioterapia de intensidad modulada (intensity modulated radiation therapy, IMRT). Esta radioterapia es un tipo más complejo de 3D-CRT. En la IMRT, la intensidad de la radioterapia varía en cada haz, a diferencia de la 3D-CRT convencional, que utiliza la misma intensidad en cada haz. La IMRT ataca el tumor y evita el tejido sano de manera más precisa que la 3D-CRT convencional.

Terapia con haz de protones. En lugar de rayos X, este tratamiento usa protones. Un protón es una partícula con carga positiva. Con alta potencia, los protones pueden destruir las células cancerosas. Los protones se dirigen hacia el tumor y depositan la dosis específica de radioterapia. A diferencia de los haces de rayos X, la radioterapia no se expande más allá del tumor, lo que permite limitar el daño causado a los tejidos sanos cercanos. Actualmente, los médicos utilizan la terapia con protones para tratar algunos tipos de cáncer. Esta terapia es relativamente nueva y requiere aparatos especializados. Por lo tanto, no está disponible en todos los centros médicos. Obtenga más información sobre la terapia de protones (en inglés).

Radioterapia guiada por imágenes (image-guided radiation therapy, IGRT). Este tipo de terapia permite que el médico obtenga imágenes del paciente a lo largo del tratamiento. Estas imágenes pueden compararse luego con las imágenes que se usaron para planear el tratamiento. Esto permite una mejor orientación hacia el tumor, y ayuda a reducir el daño causado al tejido sano.

Radioterapia estereostática. Este tratamiento administra una dosis alta y precisa de radioterapia hacia un área de tumor pequeña. El paciente debe permanecer inmóvil. Para limitar los movimientos, se utilizan soportes para la cabeza o moldes corporales individuales. Esta terapia se administra a menudo en un único o en pocos tratamientos. Sin embargo, algunos pacientes pueden necesitar varios tratamientos.

Radioterapia interna

Este tipo de radioterapia también se conoce como braquiterapia. El material radioactivo se introduce en el cáncer propiamente dicho o en el tejido que lo rodea. Los implantes pueden ser temporarios o permanentes, y pueden requerir hospitalización.

Los tipos de radioterapia interna incluyen los siguientes:

Implantes permanentes. Estos implantes son como pequeñas semillas de acero que contienen material radioactivo. Las cápsulas son del tamaño de un grano de arroz aproximadamente, y liberan la mayor parte de la radioterapia alrededor del área del implante. Sin embargo, una pequeña cantidad de radiación puede escaparse del cuerpo del paciente. Esto requiere que se tomen medidas de seguridad para proteger a los demás contra la exposición a la radiación. Los implantes pierden su radioactividad con el tiempo y las semillas inactivas permanecen en el cuerpo.

Radioterapia interna temporal. Es cuando la radioterapia se administra mediante una de las siguientes maneras:

  • Inyecciones

  • Tubos, denominados catéteres (en inglés), que transportan líquidos hacia dentro o fuera del cuerpo.

  • Aplicadores especiales

La radiación puede permanecer en el cuerpo entre unos minutos y unos días. La mayoría de las personas reciben radioterapia durante unos minutos únicamente. A veces, reciben radioterapia interna durante un período más largo. En ese caso, permanecen en una habitación aislada para limitar la exposición de las demás personas a la radiación.

Otras opciones de radioterapia

Radioterapia intraoperatoria (intraoperative radiation therapy, IORT). Este tratamiento suministra radioterapia al tumor durante una cirugía, utilizando ya sea radioterapia de haz externo o radioterapia interna. La IORT permite a los cirujanos apartar el tejido sano antes de realizar la radioterapia. Este tratamiento es beneficioso cuando el tumor se encuentra cerca de órganos vitales.

Radioterapia sistémica. Los pacientes tragan materiales radioactivos que atacan las células cancerosas o reciben una inyección de estos. El cuerpo elimina estos materiales radioactivos a través de la saliva, el sudor y la orina. Estos líquidos son radioactivos. Por lo tanto, las personas que estén en contacto cercano con el paciente deben tomar las medidas de seguridad recomendadas por el equipo de atención médica.

Radioinmunoterapia. Este es un tipo de terapia sistémica. Usa anticuerpos monoclonales para transmitir la radiación directamente a las células cancerosas. Esta terapia libera dosis bajas de radiación directamente en el tumor. No tiene ningún impacto sobre las células no cancerosas. Entre los ejemplos de radioinmunoterapia se incluyen el ibritumomab (Zevalin) y el tositumomab (Bexxar).

Radiosensibilizadores y radioprotectores. Los investigadores están estudiando los radiosensibilizadores, unas sustancias que ayudan a la radioterapia a destruir los tumores de manera más eficaz. Los radioprotectores son sustancias que protegen a los tejidos sanos que se encuentran cerca del área de tratamiento. Entre los ejemplos de radiosensibilizadores se incluyen el fluorouracilo (5-FU, Adrucil) y el cisplatino (Platinol). Un ejemplo de radioprotector es la amifostina (Ethyol).

Seguridad para el paciente y su familia

Los médicos vienen usando radioterapia de forma segura y eficaz para tratar el cáncer desde hace más de 100 años.

Recibir radioterapia incrementa levemente el riesgo de desarrollar otro cáncer. No obstante, en muchas personas, la radioterapia elimina el cáncer existente. Este beneficio es mucho mayor que el pequeño riesgo de que el tratamiento genere un nuevo cáncer.

Durante la radioterapia de haz externo, el paciente no se vuelve radioactivo. La radiación permanece en la sala de tratamiento.

Sin embargo, la radioterapia interna hace que el paciente emita radiación. Por consiguiente, las personas que visitan al paciente deben tomar las siguientes medidas de seguridad:

  • No visitar al paciente si está embarazada o tiene menos de 18 años.

  • No acercarse a menos de 6 pies (1.85 m) de la cama del paciente.

  • Limitar su estadía a 30 minutos como máximo cada día.

Los implantes permanentes siguen siendo radioactivos después de que el paciente sale del hospital. Por lo tanto, el paciente no debe entrar en contacto cercano ni tener contacto durante más de 5 minutos con niños o mujeres embarazadas durante 2 meses.

Asimismo, las personas que hayan recibido radioterapia sistémica deberán tomar medidas de seguridad. Durante los primeros días después del tratamiento, deberán tomarse las siguientes medidas de seguridad:

  • Lavarse bien las manos después de usar el baño.

  • Utilizar toallas y utensilios separados.

  • Beber gran cantidad de líquidos para eliminar el material radioactivo restante del organismo.

  • Evitar el contacto sexual.

  • Minimizar el contacto con bebés, niños y mujeres embarazadas.

 

Radioterapia para tratar el cáncer

Un doctor preparando a un paciente para recibir un tratamiento de radioterapia

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

Terapia de radiación (también llamada radioterapia) es un tratamiento del cáncer que usa altas dosis de radiación para destruir célulascancerosas y reducir tumores. En dosis bajas, la radiación se usa en rayos-x para ver el interior del cuerpo, como en radiografías de los dientes o de huesos fracturados.

Cómo funciona la radioterapia contra el cáncer

En dosis altas, la radioterapia destruye las células cancerosas o hace lento su crecimiento, al dañar su ADN. Las células cancerosas cuyo ADN está dañado irreparablemente dejan de dividirse o mueren. Cuando las células dañadas mueren, se descomponen y el cuerpo las desecha.

La radioterapia no destruye de inmediato las células cancerosas. Se requieren días o semanas de tratamiento antes de que el ADN esté dañado lo suficiente para que mueran las células cancerosas. Luego, las células cancerosas siguen muriéndose semanas o meses después de terminar la radioterapia.

Tipos de radioterapia

Hay dos tipos principales de radioterapia, de haz externo y radioterapia interna.

El tipo de radioterapia que usted puede necesitar depende de muchos factores, como:

  • El tipo de cáncer
  • El tamaño del tumor
  • La ubicación del tumor en el cuerpo
  • Qué tan cerca esté el tumor a tejidos normales sensibles a la radiación
  • Su salud en general y su historial médico
  • Si usted tendrá otros tipos de tratamiento contra el cáncer
  • Otros factores, como su edad y otros padecimientos médicos

Radioterapia de haz externo

La radioterapia de haz externo procede de una máquina que enfoca la radiación a su cáncer. La máquina es grande y puede ser ruidosa. No le toca, pero puede moverse a su derredor y envía la radiación a una parte de su cuerpo desde muchas direcciones.

La radioterapia de haz externo es un tratamiento local, lo que significa que trata una parte específica de su cuerpo. Por ejemplo, si tiene cáncer en su pulmón, usted tendrá radiación solo a su pecho, no a todo el cuerpo.

Aprenda más acerca de la radioterapia de haz externo.

Radioterapia interna

La radioterapia interna es un tratamiento en el que la fuente de radiación se pone dentro de su cuerpo. La fuente de radiación puede ser sólida o líquida.

La radioterapia interna con una fuente sólida se llama braquiterapia. En este tipo de tratamiento, semillas, listones o cápsulas que contienen una fuente de radiación se colocan en el cuerpo en el tumor o cerca de este. Como la radioterapia de haz externo, la braquiterapia es un tratamiento local y trata solo una parte específica del cuerpo.

Con la braquiterapia, la fuente de radiación en el cuerpo emitirá radiación por algún tiempo.

Aprenda más acerca de la braquiterapia.

La radioterapia interna con una fuente líquida se llama terapia sistémica. Terapia sistémica quiere decir que el tratamiento se lleva en la sangre a los tejidos de todo el cuerpo en donde localiza y destruye las células cancerosas. La radioterapia sistémica se administra por la boca o por una vena, vía intravenosa, o inyección. 

Con radiación sistémica, los fluidos corporales (orina, sudor y saliva) emitirán radiación por algún tiempo. 

Por qué las personas con cáncer reciben radioterapia

La radioterapia se usa para tratar el cáncer y aliviar los síntomas del cáncer.

Cuando se usa para tratar el cáncer, la radioterapia puede curar el cáncer, impedir que regrese o detener o hacer más lento su crecimiento.

Cuando los tratamientos se usan para aliviar los síntomas, se conocen como tratamientos paliativos.  La radiación de haz externo puede reducir el tamaño de los tumores para tratar el dolor y otros problemas causados por el tumor, tales como dificultad para respirar o la falta de control de la vejiga y del intestino. El dolor causado por el cáncer que se ha extendido a los huesos puede ser tratado con medicamentos de radioterapia sistémica llamados radiofármacos.

Tipos de cáncer que son tratados con radioterapia

La radioterapia de haz externo se usa para tratar muchos tipos de cáncer.

La braquiterapia se usa con frecuencia para tratar cánceres de cabeza y cuello, de seno, cuello uterino, próstata y de ojo.

La radioterapia sistémica usa yodo radiactivo, o I-131, se usa con más frecuencia para tratar ciertos tipos de cáncer de tiroides.

Otro tipo de radioterapia sistémica, llamado terapia dirigida radionúclida, se usa para tratar algunos pacientes con cáncer avanzado de próstata o con tumor gastroenteropancreático neuroendocrino tumor gastroenteropancreático neuroendocrino (GEP-NET). Este tipo de tratamiento puede también referirse como radioterapia molecular. 

Cómo se usa la radiación con otros tratamientos de cáncer

Para algunas personas, la radiación puede ser el único tratamiento que necesitan. Pero, en la mayoría de los casos, es posible tener radioterapia con otros tratamientos para el cáncer, como cirugía, quimioterapia e inmunoterapia. La radioterapia puede administrarse antes, durante o después de estos otros tratamientos para mejorar las posibilidades de que el tratamiento funcione. El tiempo de administración de la radioterapia depende del tipo de cáncer que se está tratando y de si el objeto de la radioterapia es tratar el cáncer o aliviar los síntomas.

Cuando la radiación se combina con la cirugía, puede administrarse:

  • Antes de la cirugía para que la radiación reduzca el tamaño del cáncer y que pueda extraerse por cirugía y tenga menos probabilidad de regresar.
  • Durante la cirugía, para que la radiación vaya directamente al cáncer sin pasar por la piel. La radioterapia que se usa de esta manera se llama radiación intraoperativa. Con esta técnica, los médicos pueden proteger con más facilidad los tejidos normales cercanos a la radiación.
  • Después de cirugía, para destruir células cancerosas que pueden haber quedado.

Límites de dosis en la vida

Hay un límite de la cantidad de radiación que un área de su cuerpo puede recibir sin peligro en el transcurso de su vida. Dependiendo de la cantidad de radiación con la que ya haya sido tratada un área, es posible que usted no pueda recibir radioterapia en esa zona una segunda vez. Pero,  si una zona del cuerpo ya ha recibido la dosis segura de radiación de por vida, otra zona podría aún ser tratada, si la distancia entre las dos áreas es suficientemente grande.

La radioterapia puede causar efectos secundarios

La radiación no solo destruye o hace lento el crecimiento de las células cancerosas, puede también afectar las células sanas del derredor. El daño a las células sanas puede causar efectos secundarios.

Aprenda más acerca de los efectos secundarios de la radioterapia.

Cuánto cuesta la radioterapia

La radioterapia puede ser cara. Usa máquinas complejas e implica los servicios de muchos proveedores médicos.  El costo exacto de su radioterapia depende del costo de la atención médica en donde vive usted, de la clase de radioterapia que recibe y de cuántos tratamientos necesita.

Hable con su compañía de seguro médico sobre los servicios que pagará. La mayoría de los planes de seguro pagan por radioterapia. Para saber más, hable con la oficina administrativa de la clínica o del hospital a donde va usted para tratamiento. Si necesita ayuda económica, hay organizaciones que tal vez pueden ayudar. Para encontrar tales organizaciones, vaya al banco de datos del NCI Organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y busque «ayuda económica». O llame, sin cargos, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER) para pedir información de organizaciones que pueden ayudar.

Necesidades especiales de dieta

La radiación puede causar efectos secundarios que dificultan comer, tales como las náuseas, úlceras en la boca y problemas en la garganta lo cual se llama esofagitis. Ya que su cuerpo usa mucha energía para sanar durante la radioterapia, es importante que coma suficientes calorías y proteína para mantener su peso durante el tratamiento.

Si tiene problemas para comer y mantener su peso, hable con su doctor o con su enfermera. También puede serle útil que hable con un dietista. Información sobre la superación de problemas para comer la puede obtener en el libro Consejos de alimentación o lea más acerca de los efectos secundarios.

Su trabajo durante la radioterapia

Algunas personas pueden trabajar tiempo completo durante la radioterapia. Otras pueden trabajar solo tiempo parcial o no pueden hacerlo. Cuánto pueda trabajar usted dependerá de cómo se sienta. Pregunte a su doctor o a su enfermera lo que puede esperar del tratamiento que recibirá.

Puede ser que se sienta lo suficientemente bien para trabajar cuando empiece sus tratamientos de radiación. Al pasar el tiempo, no se sorprenda si tiene más cansancio, si tiene menos energía o se siente débil. Cuando haya terminado el tratamiento, pueden ser necesarias solo unas cuantas semanas para que se sienta mejor— o su recuperación puede necesitar meses.

Puede llegar a un punto en su radioterapia que sienta demasiado cansancio como para trabajar. Hable con su empresa para determinar si puede tomarse ausencias por enfermedad. Revise si su seguro médico pagará por tratamiento mientras usted se toma ausencia por enfermedad.